noticias

Al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios

Ante la fuerte presión tributaria, los cristianos consultan a Jesús y este, sabiamente responde “Pagad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios (Mateo 22:21).-

Si la humanidad hubiese aprehendido estas enseñanzas se hubieran evitado muchos males de la humanidad. Lamentablemente la religión se confundió con la política hasta fines del siglo Diecinueve, donde comenzaron a formarse los estados modernos.-

Por estas pampas se pensó: -“El Poder de Dios se le transmite al Rey Fernando VII, si el Rey está preso, el poder se le devuelve al pueblo, en consecuencia armemos un gobierno patrio, resultado Revolución de Mayo.-

En nuestros días el Cesar se reemplaza por la política,  Dios fue reemplazado  por La Ley.-

Consecuencia cuando se confunde política y  el derecho dos más dos siempre van a dar cinco.-

Traigo esta reflexión a fin de comentar las recientes reformas a la leyes Tributarias, y las leyes laborales, voy a comentar específicamente las reformas a las leyes laborales que son las que más deben interesar a los compañeros.-

Sorprende la complacencia del Ministerio de Trabajo ya que el proyecto de reforma a la ley del Trabajo vulnera principios elementales del Derecho de Trabajo a saber art. 3 Ley aplicable, art. 7 Condiciones menos favorables al trabajador-Nulidad, art. 9º El principio de la norma más favorable al trabajador, art. 11º Principio de interpretación y aplicación de la ley más favorable al trabajador, art. 12º Irrenuncialidad de los derechos del trabajador, y art. 13º Substitución de las cláusulas nulas que son las que perjudican al trabajador.-

Las reformas son inconstitucionales dado que violan , Tratados Internacionales con la Organización Internacional de Trabajo (OIT) , San José de Costa Rica, de los Derechos Humanos, y algún que otro Tratado Internacional, incorporados a la Constitución Nacional.-

Conclusión: Estas reformas laborales son plenamente políticas, sin perjuicio de los cual estemos siempre alertas, Seamos el tábano que se apoya sobre el lomo del noble caballo para picarlo y avisarle que está despierto. (10-11-17)


 

2017-11-10

Por Hugo Casabella