noticias

Infusiones frías para el verano

Te proponemos ingredientes para preparar infusiones frías para el verano y poder disfrutar las propiedades de manera sana y refrescante.

 

Preparamos la infusión, y dejamos la planta o el alimento en caliente durante el tiempo correspondiente antes de guardar en la heladera. Así toma sabor y libera sus propiedades antes de enfriarse. Luego lo dejamos en la heladera, no es recomendable agregar hielo. Para finalizar, endulzamos con edulcorante o azúcar.

 

JENGIBRE CON LIMON: Es un buen digestivo, antiinflamatorio, activador del metabolismo y tiene un sabor picante y refrescante. La corteza del limón es rica en vitamina C y flavonoides que ayudan a evitar la inflamación, es diurética y tiene un sabor ácido que viene muy bien cuando suben las temperaturas.

 

MANZANILLA: Es antiinflamatoria y digestiva, tiene un efecto calmante y antiinflamatorio que ayuda a relajar la musculatura lisa del estómago. La manzanilla contiene aceites esenciales que ayudan a prevenir y cuidar el estomago. Es muy buena para problemas de indigestión, gases, colitis y todo tipo de problemas digestivos. También podes utilizar el líquido restante para aplicártelo en zonas inflamadas después del ejercicio, o para reducir las ojeras después de una mala noche de sueño.

 

MELISA: Reduce el estrés. Su refrescante olor a limón calma los nervios y el estrés y ayuda a dormir mejor. Tiene fama de aliviar el cansancio físico, por lo que no está de más tomarla cuando estás entrenando fuerte. Tiene la ventaja sobre los medicamentos ya que podes tomar en cantidad.

 

MENTA: Relajante muscular. El olor a menta se debe a su riqueza en aceites esenciales. En infusión ayuda a relajar la musculatura, tanto en problemas digestivos como musculares. Se toma después de las comidas para mejorar la digestión, expulsar los gases y facilitar la asimilación de nutrientes. Y después de un ejercicio intenso para disminuir el dolor muscular
 

2018-04-11

Por Norma Cejas