noticias

Se incrementó la cantidad de jóvenes que no trabajan ni estudian

La inserción de los jóvenes en el marcado laboral resulta cada vez más dificultosa, y como muestra de ello se puede citar un informe elaborado recientemente por la Organización Internacional del Trabajo, en el cual se asegura que la cantidad de jóvenes que no trabajan ni estudian aumentó y puede crecer todavía más en el corto plazo, y las mujeres son quienes tienen más probabilidades de sufrir esta problemática.

Las chicas y chicos de entre 12 y 24 años de edad que no cursan ningún tipo de estudios o no tienen empleo eran doscientos cincuenta y nueve millones en 2016 y se contabilizaron doscientos sesenta y siete millones en 2019, de los cuales dos terceras partes son mujeres.

 

Las estimaciones no son alentadoras, ya que se calcula que las cifras aumentarán en 2012 a doscientos setenta y tres millones de jóvenes que no realicen una actividad asociada al estudio o al trabajo.

 

En el relevamiento Tendencias mundiales del empleo juvenil 2020: La tecnología y el futuro de los empleo se destaca que, pese a que la cantidad de jóvenes en el mundo ha crecido -1000 a 1300 millones durante los últimos veinte años- “disminuyó el número de ellos que participan en la fuerza de trabajo (la suma total de los tienen empleo o están desempleados) de 568 a 497 millones”.

 

La precariedad laboral que padecen los jóvenes es otro de los datos sobresalientes del informe, ya que se afirma que de los cuatrocientos veintinueve millones que tienen trabajo, cincuenta y cinco millones “viven en condiciones de pobreza extrema”, y setenta y un millones “viven en condiciones de pobreza moderada”.
 

2020-04-27

Por El ojo que arde