noticias

Las etapas de la consolidación de los recuerdos

Hablar de los recuerdos no es un tema referido solo a la memoria. También se relaciona a las emociones, ya que cuando más estén presentes más fácil es recordar algo.

¿qué procesos participan en la consolidación? ¿Por qué hay recuerdos más importantes que otros?

Recordar es un proceso cognitivo que se puede dividir en subprocesos. Cada una de estas etapas tendrá sus características y funcionamiento propio. Se dividen en 3 etapas.

  1. Registro: codificación y almacenamiento.
  2. Retención o conservación.
  3. Recuperación.

 El registro es el primer paso para la consolidación de los recuerdos. Es fundamental que exista información para procesar y que esta sea recibida por el sistema nervioso. Sin embargo, este paso no consiste simplemente en la recepción de un estímulo, sino en su procesamiento para pasar a un almacén temporal. Además, este paso constituye el primer filtro para el que será muy importante la atención. El registro puede presentarse en diversas modalidades, dependiendo el canal por el cual se esté recibiendo. Entre los principales, destacan: Visual. Auditivo. Gustativo. Olfatorio. Táctil. 

La segunda etapa es la retención o consolidación: Una vez se registra una información es necesario guardarla, y darle un significado profundo para que sea relevante. Es un proceso de transición entre la memoria de trabajo o la de corto plazo, de rasgo muy sensorial, y la memoria a largo plazo. Para que este proceso sea efectivo y que la información adquiera un sentido significativo es necesario: Asociarla con elementos conocidos, Análisis.  Repetición. Contenido emocional.  Percibir los detalles de aquellos sucesos que sean relevantes a nivel emocional.

La Tercera etapa es la recuperación  que consiste en volver a nuestro almacén y obtener la información que ha sido guardada en la memoria a largo plazo. Para ello existen dos formas, El Reconocimiento y la Evocación. 

Recuperar la información es entonces un proceso complejo que implica a varias estructuras del cerebro. Por lo general, la corteza prefrontal (lóbulo frontal), es la que se encarga de recuperar la información guardada en áreas del lóbulo temporal y subcorticales como el hipocampo.

Por dicho motivo, cuando hay una lesión subcortical, lo que suele dañarse es la capacidad de almacenamiento. A su vez, cuando hay una lesión cortical, se daña la capacidad de acceso a la información.

 

 

 

2020-05-13

Por El ojo que arde